#DiscosDelAño: No. 3

Kevin Martin 2014

Llegamos a la recta final del conteo de los diez discos más destacados del 2014, calificados según las críticas recibidas (un pequeño fragmento de éstas acompaña este listado). [Todas las traducciones son propias].

The Bug - Angels & Devils3. The Bug
Angels & Devils
Electrónica/IDM/Dubstep
Ninja Tune
26 – agosto

London Zoo, el disco anterior de Kevin Martin como The Bug, brillante, estridente, caricaturesco, salió en 2008, coincidiendo perfectamente —y, a menos que Martin supiera algo que los demás no, suponemos accidentalmente— con la crisis crediticia, algo que resultó ser escalofríantemente acorde al momento. Al igual que un feroz juego de palabras vulgar, es en el grito de rabia apasionada y consciente, así como de humor negro, de MC que se expresan los desafíos económicos y sociales enfrentados por la clase trabajadora y las minorías étnicas inglesas durante los años de calma artificial del Partido Laborista. Y si se escucha de nuevo la letra de las canciones de este álbum se puede observar que estas preocupaciones no han menguado —lo mismo que la producción de Martin, quien mezcla trazos sublimes de color, al estilo de Jackson Pollock, en un lienzo formado por estructuras metálicas.

Si bien no nuevas, las preocupaciones son más familiares, y más insuperables, luego de cuatro años de políticas de austeridad; de una mediocre apertura del gobierno y de corrupción de los medios, brutalidad policíaca, corporativismo y privatización. ‘Fi’ all them fuckin’ people who ignore blatant facts/Just so they can maintain an order beneficial only to themselves‘, canta Spaceape en ‘Fuckaz‘, al tiempo que se forma en la mente la imagen de una docena de funcionarios públicos del gobierno inglés.

Es la voz de [Inga] Copeland la que entrega las primeras letras de Angels & Devils, primer disco de Martin como The Bug desde London Zoo, en el segundo tema, ‘Fall‘, que entra en escena como si se tratase de un motor defectuoso. ‘Let the game begin‘, tantea, abriendo el telón al tiempo que un bajo veloz y un latigazo translúcido de melodía rodean su ser. Es una de sus ejecuciones más poderosas y notables, algo que se debe también en parte a la producción de Martin.

El ánimo y el sonido de King Midas Sound ha retroalimentado claramente el enfoque de estudio de The Bug: hay más destreza y fluidez que antes en Angels & Devils, siendo menos dependiente a los destellos de distorsión, aunque sin perder fuerza a causa de ello. Los temas instrumentales ‘Pandi‘ y ‘Ascension‘ si bien son monolíticos e intrínsecamente provocadores, despiden una esencia vaga, espontánea, semejante a una composición de Hype Williams. Y el ritmo del álbum se revela como un conjunto dinámico y agitado de percusiones, bajos y monótonos pulsos de estática procesado para asemejar un rocío fino, pero fuerte como el acero. Todos estos elementos se conjugan de manera incómoda: suaves al tacto en un primer momento, desgarradores al siguiente. Evocando un mundo densamente poblado, estas interacciones volátiles hacen referencia a muchas narrativas, cambiando identidades, y centrándose en protagonistas múltiples cuyas líneas de tiempo colisionan unas con otras por unos instantes, sólo para separarse nuevamente.” – Rory Gibb

Reseña completa del álbum en The Quietus

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s